Liderazgo en Navidad! Cenas, brindis y música!

Los liderazgos tienen múltiples maneras de ser ejercidos.

Las personas poco a poco se van dando cuenta de que tienen un don que les permite alcanzar objetivos que se van planificando.
Los demás,nos sentimos atraídos por esas personalidades que proyectan seguridad   que emiten cercanía,o que simplemente nos parecen interesantes y no identificamos el porqué.

Ámbitos y Locus

Los liderazgos se dan en todos los ámbitos de la vida. En la familia, los amigos, el deporte, lo profesional etc.

Hay liderazgos que nos vienen impuestos y son más difíciles de aceptar por una carencia inicial de compromiso con el “Líder puesto”. Hay otros que son más indirectos y que son aquellos que el grupo acepta como líderes naturales.

Los líderes naturales suelen tener un Locus de Control Interno y no dudan en ponerse de primeros para asumir las responsabilidades.

La mejor imagen que hasta ahora he visto de líderes es en la que aparecen reflejados un grupo de personas tirando de una piedra de grandes dimensiones. El líder, es el que primero tira. El jefe es el que esta encima de la piedra haciendo trabajar a los demás.

 

Ejemplos

Estas navidades he identificado dos ejemplos de liderazgo.  Los dos son liderazgos naturales e indirectos. Es decir se ejercen si decidirlo de manera previa y son aceptados y avalados por el grupo sin cuestionamiento.

El primero está relacionado con el ámbito laboral. En una empresa en la que hay serios riesgos de quebrar, un grupo de personas se ponen a diseñar herramientas de producción y gestión de cara a favorecer una mejora de la situación que les permita afrontar un periodo difícil con mayores garantías de éxito. Ese liderazgo grupal ha sido contagiado y asumido por el resto de la empresa y en este momento están viviendo un momento de creación impensable hace unos años. No les garantiza el futuro, pero les da seguridad en sí mismos y eso se transmite en el resto de la empresa.

El segundo tipo de liderazgo identificado es el de mi amigo que siempre brinda en las cenas de navidad. Es bien querido por todos y bondadoso por naturaleza, defiende la empresa en la que trabaja con uñas dientes como si fuera suya y sobre los demás proyecta una sensación de que si el dice que hay que ir hacia allí, pues hacia allí vamos, aunque la música no sea de nuestro agrado. Ese Liderazgo lo tiene de manera natural, pero también lo ha ido desarrollando a lo largo de los años a fuerza, entre otras cosas, de hacer partícipe a sus allegados de su vida y valores. Tiene una concordancia grande entre sus valores y lo que vive, y eso crea liderazgo.

Estos dos estilos son liderazgos naturales, salen de dentro de la persona, son innatos. Uno puede trabajar el ser líder, se puede entrenar y puedes llegar a convertirte en uno, pero los que lo llevan dentro tienen una pequeña ventaja.

 

Líderes Políticos

Por último no quiero dejar pasar el liderazgo político. “Yo soy político” y como tal, veo que los líderes políticos en este momento están muy deslegitimados, sobre todo porque no les pasa como a mi amigo. No hay concordancia entre lo que dicen, y lo que se ve que hacen.

Leí hace años a Daniel Goleman y su Líder Resonante. En el además de hablar de los diferentes estilos de liderazgo resaltaba que para ser un líder resonante, aquel que transmite valores, los tienes que vivir tú mismo antes. Tienes que tener valores claros y éticos y esos son los que la persona de tu entorno percibirán como valores reales en ti. Eso te hará ser líder natural.

La relación entre liderazgo y honestidad, sinceridad, bondad, seriedad y todo aquello que hace que una persona sea íntegra es mayor de lo que a priori parece.

Ojalá los líderes políticos tuvieran de cabecera ese libro, no por la definición de liderazgo que describe sino para que reflexionaran acerca de sus valores y los que proyectan. En muchos casos se ve que son completamente diferentes.

Dejo un video de alguien que fue y sigue siendo líder. Sus valores y su vida coincidían!

Anuncios

Hace dias que no escribo

Hace días que no tengo oportunidad de sentarme tranquilo a escribir .

Entre falta de tiempo, entrenos, y que no me ha ocurrido nada  destacable que me haya hecho reflexionar pues como que no me sale nada oportuno.

Repaso mi semana y he tenido un par de incidencias en mi oficina. Alguna mala contestación de un compañero que estaba cansado, alguna intervención desafortunada de otro debida a la cercanía y el trato familiar que tenemos en la oficina.

Encuadramientos en relación a las planificaciones del trabajo semanal de cada compañero.  Vamos lo normal en la gestión de un equipo de personas. Todo resuelto de manera satisfactoria y sin grandes aspavientos. 

No soluciono los pequeños incidentes del día a día porqué sepa mas que nadie. Solo es porque tengo mas experiencia y recorrido.

No nos podemos despistar en el día a día. Es lo que diferencia a un  equipo brillante de otro. En los pequeños detalles es donde se decide el resultado final.  

De todas maneras no olvido que el que primero comete errores soy yo.

Mi responsable me corrige tareas mas de lo que yo desearía y a el seguro que también mas de lo que le gusta.

La perfección es fascista… aun así hay que tender siempre a la excelencia... que no es lo mismo!!!!

Y ustedes que piensan??

Reflexiones de Alpedrete, jornada de trabajo.

Imagen

La entidad en la que trabajo ha decidido realizar una formación para los cargos medios que trabajamos en ella.

En la primera tanda hemos asistido quince compañeros para comenzar con un residencial, acerca de liderazgo y gestión de equipos.

Muchas cosas me he traído, repaso un par de ellas de manera que nos ayuden en una sencilla reflexión de cara a afrontar este parón de fiestas Navideñas.

  • Lo primero, que me ha gustado, es descubrir que se puede vivir de esto de dar formación a equipos de personas. Eso si, mas te vale tener una buena preparación, y mejor trayectoria. Si no poco puedes ofertar.

  • Otro punto ha sido el descubrirme en situaciones que yo creía dominadas, y que no es así. Eso si ha sido útil. Las dinámicas de rapport me han enseñado que no siempre me pongo en el papel del otro. No siempre soy capaz de acercarme a su situación emocional, y eso de cara a al gestión de equipos es importante. La lección que me traigo es que hay que mejorar en ese apartado.

  • Me ha gustado Arancha Gayoso, coaching, cercana y buena en lo suyo, y con una experiencia vital y profesional muy intensa.

  • Las anécdotas que contaba muestran como relacionas la vida con tu trabajo, y como sabes contactarlas, transmitirlas, para que lo que proyectas sea intenso y acertado.

  • He visto a compañeros que están un poco despistados en esto del liderazgo. A lo mejor no es despistado la palabra, sino que no ha habido un reciclaje en todos estos años en la oficina. Es decir, lleva 14 años con el mismo equipo, haciendo mas o menos lo de siempre, y entiendo que alguno haya perdido el ascendente.

  • No me he visto en esa situación, cada cuatro años por una cosa u otra, he cambiado de equipo. Eso me ha dado la oportunidad de liderar varios equipos. Todos ellos diferentes. Ninguno con el mismo contexto externo.

Esto es cierto que me ha proporcionado una experiencia enriquecedora en relación al resto de compañeros. Preguntas, situaciones que se comentaban como problemáticas o sin falta de respuesta, increíblemente yo si había solucionado ese asunto. Y para mi sorpresa podía decir que de manera satisfactoria.

Pero no solo el haber pasado por cuatro equipos me ha dado esta experiencia, sino el que han pasado 12 años desde que empecé en este trabajo, y eso es mas experiencia que lo de gestionar 4 equipos. Resumiendo que me hago mayor, y eso parece que no pero ayuda en esto del liderazgo.